Loading...
+

    Los datos personales solicitados a través de este formulario son los mínimos necesarios para tender su solicitud...

    Los datos personales solicitados a través de este formulario son los mínimos necesarios para tender su solicitud y serán tratados por JUNTA DE COMPENSACION UZP 2.03 DESARROLLO DEL ESTE LOS AHIJONES CIF/NIF V84817659 domicilio en C/ GUZMAN EL BUENO 133 EDIFICIO GERMANIA 9ª PLANTA, MADRID (MADRID), 28003 de acuerdo a lo establecido en nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD con la finalidad de poder atender cualquier consulta que realice desde este formulario. Los datos recabados por este formulario no se cederán a terceros salvo por obligación legal. Le recordamos que usted tiene derecho al acceso, rectificación, limitación de tratamiento, supresión, portabilidad y oposición al tratamiento de sus datos dirigiendo su petición a la dirección postal indicada o al correo electrónico RECEPCION@BAZIGLESIASYDIEZ.COM. Igualmente puede dirigirse a nosotros para cualquier aclaración adicional.

    He leído y acepto la Política de privacidad

    El crowdfunding inmobiliario

    Queremos dedicar hoy nuestro blog desde ‘Los Ahijones‘ para hablar sobre otro de los modelos de inversión al alza en todo el mundo, el crowdfunding inmobiliario. Este concepto que llegó a nuestro país aproximadamente en el año 2015 se ha situado como una de las ideas de inversión de mayor fuerza en España. Una iniciativa que permite a pequeños inversores acceder a un mercado antaño algo más aislado.

    Como cooperativa de viviendas en Madrid, creemos que es esencial mantenerse al día sobre las diferentes opciones que particulares y corporaciones poseen a la hora de entrar en el sector inmobiliario. Hasta hace poco, contar con liquidez suficiente se convertía en el primero de los requisitos, y en ocasiones también en uno de los más exigentes. Muchos interesados potenciales inversores recurrían entonces a entidades bancarias para así contar con esa exigida solvencia.

    En este punto es el que que el crowdfunding inmobiliario toma fuerza, puesto que ofrece a todos aquellos atraídos por la idea de inversión la posibilidad de formar parte de un proyecto a través de una aportación mínima. Obtener beneficios en función de lo aportado, contar con todas las facilidades de poder gestionar la actividad desde la comodidad de una plataforma online, y hasta en ocasiones poder recuperar la inversión si así lo necesitásemos. Toda una relación que, visto así, explica con creces el motivo del éxito de este modelo.

    ¿Cómo funciona el crowdfunding inmobiliario?

    Lo esencial para entender este sistema de inversión es saber que existen una serie de empresas que, como su propio nombre indica, se dedican por entero al crowdfunding. Este término inglés hace referencia a una financiación colectiva que tiene como principal objetivo llevar a cabo un proyecto en este caso, inmobiliario.

    Particulares o empresas podrán aportar su granito de arena accediendo a los distintos planes que estas inmobiliarias tengan sobre la mesa. El funcionamiento de cada una de ellas es diferente, las políticas para la inversión pueden variar, pero como base muchas de estas compañías de crowdfunding cuentan con distintos proyectos. Los mínimos a invertir también suelen fluctuar, aunque como ya comentábamos anteriormente, no suponen el mismo desembolso que deberíamos realizar al adquirir un inmueble en su totalidad. En estos casos hablamos de cifras que pueden oscilar entre los 50 euros o los 1000 euros.

    A partir de ahí el inversor puede marcarse sus límites, aunque evidentemente existe una regulación denominada de Financiación Empresarial que dispone las cantidades máximas que pueden ser aportadas por un particular a este tipo de iniciativas. Eso sí, los inversores acreditados como tal no tendrán este techo de gasto aunque la totalidad del proyecto a invertir sí que se encuentre regulada.

    La esencia del crowdfunding inmobiliario también se aloja en que los inversores pueden despreocuparse por completo del resto de gestiones o labores en torno al proyecto. Serán las propias compañías las que se hagan cargo de todo a cambio de una comisión. Cálculos para que la inversión sea óptima en los plazos indicados, trabajos de rehabilitación para después poner en marcha alquileres o ventas… Los inversores recuperarán su aportación una vez termine el proyecto así como las ganancias en función de lo que se hubiera invertido.

    Otra vía para acercar el mundo inmobiliario a los pequeños inversores y dar así a conocer un sector en muchas ocasiones oculto para buena parte de la sociedad. Hacer crecer el mercado a través de iniciativas de colaboración como estas puede arrojar resultados muy positivos.